Al Otro Lado Del Lago Atitlàn – Eva

Cuando Guillem me pidió que escribiera cuatro líneas de presentación de su vivencia en Guatemala sentí una gran alegría y supe enseguida qué quería decir.

Yo nunca me había planteado dedicar unas vacaciones a hacer voluntariado, para mi las vacaciones son un período en el cual descansas, disfrutas de tus hobbies y haces un poco de turismo; además no soy médico, ni enfermera, ni profesora, ni ninguna otra profesión que pueda aportar conocimientos o experiencia a otros países. Por eso cuando Guillem me dijo que se marchaba a Guatemala a compartir su tiempo , su cariño y sus conocimientos, sentí un poco de envidia por su coraje, por su decisión y su valentía de emprender esa aventura. Pero cuando volvió y me enseñó las fotos, me contó su experiencia, lo que había visto, lo que había aprendido, lo que había sentido, esa envidia se transformó en deseos de disfrutar de un viaje solidario a Guatemala.

Eva

Admin